La mirada primitiva

por Sandra Estévez

Hasta hace poco tiempo lo llamado “arte primitivo” no formaba parte de la historia del arte. El “descubrimiento del otro” unido al colonialismo se estudiaba solo a través del campo de la antropología y no como un valor estético sino como una manera de vivir el pasado. Este enfoque hacía que los artistas no valorasen las pinturas o esculturas en sí como una obra de arte sino que partiesen su entendimiento de las obras que veían a través de los estudios antropológicos. Una obra fundamental que revolucionó el punto de vista de lo que asignaban como el mundo primitivo fue El pensamiento salvaje de Lévi-Strauss que presentó una concepción completamente diferente de la mentalidad primitiva. Para este antropólogo, las sociedades primitivas, eran aquellas que no tenían escritura pero que no por ello se encontraban en un proceso de evolución inicial diferente al de las sociedades occidentales civilizadas sino que tenían una forma diferente de concebir el mundo. Lévi-Straus apoyaba la teoría de que estas sociedades no eran más “simples” que las nuestras sino más bien lo contrario, sus sistemas organizativos eran completamente complejos. Esta nueva visión fue toda una revolución en las primeras décadas del s. XX, y muchos artistas empezaron a mostrar interés por otras culturas dejándose influenciar por ellas. Tal es el caso de artistas como Gaugin, Picasso, o Matisse.

image4image3

Posteriormente se crearon corrientes estéticas como el land art, el boda art o las performances, que provenían en su gran mayoría del arte conceptual y el minima-lismo, que valoraban principalmente la posibilidad de expresar los profundos significados simbólicos a través de acciones u objetos extremadamente simples en sus formas. El feminismo, el movimiento ecológico y los movimientos reivindicativos de etnias minoritarias también tienen su fuente de inspiración en las sociedades primitivas y sus formas de expresión. Pongamos por ejemplo a la artista Ana Mendieta que unía su reivindicación feminista a través de los cultos de fertilidad de las sociedades primitivas y la madre tierra.

image7Ana Mendieta
Desde un punto de vista significativo es evidente que el land art comparte con el pensamiento primitivo la idea de que el ser humano forma parte indisoluble de la naturaleza y de que esta relación es mucho más profunda y trascendente que la meramente utilitaria que la que han establecido las sociedades capitalistas. Este movimiento llamado también eartworks establece sobretodo una unión del artista con la tierra y los otros tres elementos de la cosmología: agua, aire, fuego.

Esta concepción del mundo lleva a los artistas a la creación de obras monumentales o al contrario minúsculas o
efímeras todas ellas con el común denominador de la actuación en la naturaleza, entendida esta no solo como un espacio que alberga la obra sino además la obra de arte en sí, llegando incluso al artista a fundirse en la propia naturaleza.

Actualmente podríamos definir el arte primitivo como el producido por las sociedades primitivas o sin escritura independiente de criterios geográficos o cronológicos, pero en el terreno del arte primitivo hay todavía mucho por definir, comenzando por su propia denominación cargada todavía de contenidos etnocéntricos, evolucionistas y despectivos. La valoración del arte primitivo y por lo tanto dentro de la jerarquía cultural dentro de su situación en el museo no puede por el momento despojarse de contenidos ideológicos y políticos. En los inicios de las colecciones de este tipo de arte que hoy se puede ver en los museos se encuentran las empresas de expansión colonial llevadas a cabo por potencias europeas durante el s. XIX.

Más de un siglo ha pasado desde entonces y el arte contemporáneo, a partir de la vanguardia, se ha nutrido de las obras de arte primitivas, cambiando poco a poco el punto de vista de estas obras y asignándoles un papel dentro de la historia del arte que antes no tenían. A comienzos del s. XXI es de nuevo un proyecto político pero con un intento de renovación que conlleva también a una nueva concepción museográfica. Pongamos por ejemplo el museo de Quan Branly de París o en Barcelona el futuro Museo de las Culturas del Mundo que reunirá los fondos de lo que fue el museo Barbier-Muller de arte precolombino y otras colecciones de familias catalanas como la de los Folch.
Otro peculiar museo abierto recientemente en Alsacia es el Museo del Vudú, que alberga 830 fetiches provenientes de países como Togo y Benín y que en febrero del próximo año se expondrán en la Fundación La Caixa de Madrid.

Fetiche cubierto de candados de la colección del Museo del Vudú

Fetiche cubierto de candados de la colección del Museo del Vudú

Estas figuras llamadas fetiches han ejercido siempre sobre los europeos una especial atracción, mezcla de repulsión y fascinación. Una curiosidad y miedo por lo desconocido que asociamos al mal y a la muerte y que en cambio suelen utilizarse para curar enfermedades o ahuyentar la muerte y el sufrimiento, o en muchos casos también para propiciar la fertilidad ó sea la vida.
No tenemos en cambio ningún reparo en exponer, manejar y desvincular estos objetos de sus lugares de origen pero sí en cambio respetamos obras de arte de nuestra cultura. Pongamos por ejemplo el cristo crucificado expuesto en la colección del MNAC en el que se encontraron unas reliquias dentro de una bolsita en el interior de la cruz restaurada.

La iglesia se negó a tocarlas y todavía más a abrir aquella bolsita y por lo tanto allí permanece aún. Pero en cambio nosotros exponemos sin ningún tipo de respeto el interior de estos fetiches en los que suele haber en lo que sería el ombligo restos de sacrificios como cauríes, barro, cuerdas o cuernos de los que no sabemos tan siquiera cuál fue su utilidad. Esta manera de actuar nos hace pensar en nuestra todavía actual mirada primitiva de lo que seguimos llamando arte primitivo.

Quant a Gestió Museística

Blog del Curs de Postgrau en Gestió Museística
Aquesta entrada s'ha publicat en Art, Cultura, Debats, Museus, Professional i etiquetada amb , , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s