The Show must go on…

Por Anna González Rosal (@AnnitaRosal)

Ojeando una revista de moda, mi sorpresa fue encontrarme un artículo dedicado al mercado del arte: El hechizo del arte, así se titulaba. En él podemos encontrar una muestra sobre quiénes son los nuevos compradores, en qué lugares está en alza el arte contemporáneo y se pregunta si todo acaba siendo una estrategia de marketing y de espectáculo. Es un título muy sugerente porque intenta dar explicación a un fenómeno difícil de entender estando en tiempos de crisis. Encontrar una explicación lógica para comprender todo lo que mueve el arte contemporáneo es complicado. Tanto el precio, como el público, entre ellos algunos famosos, artistas que también lo son, la obra en sí, aunque ésta queda en segundo lugar, las pasiones que levanta o el odio, forman parte de este universo mágico movido por la especulación y del que no sabemos si habrá un final. Por el momento, todo lo relacionado con el arte contemporáneo forma parte de un show.

César Suárez, su autor, recoge las opiniones de personajes relevantes como Kristian Leahy, director de arte contemporáneo de la casa de subastas Fernando Durán,  de Estrella de Diego, catedrática de arte contemporáneo en la Universidad Complutense de Madrid, también las de Elena Foster, creadora y editora de IvoryPress y además, se ayuda de la nueva publicación del El Galerista (Ed. Turner), una biografía sobre Leo Castelli.

Los mercados emergentes son China, Rusia y de los Emiratos Árabes destaca Abu Dhabi. Concretamente en el país asiático nos da la cifra de que se están construyendo  más de mil museos nuevos -habrá que ver cuántos de estos sobreviven-. Los nuevos ricos se sienten atraídos por el prestigio que les da el arte contemporáneo, es decir, las conexiones sociales y su reputación. Por ejemplo la reciente edición de Art Basel en Miami (2011) concentró a una gran mayoría de famosos entre ellos Paris Hilton o Naomi Campell. Me pregunto si les gustará el arte en sí o si les gusta más lo que mueve. Por ARCO  no los hemos visto.

Otro punto a tener en cuenta, son el precio de estas obras. Los más valorados Damien Hirst, considerado el Rey de Reyes y del cual habrá una exposición en la Tate Gallery de Londres, y otros más clásicos como Rothko o Francis Bacon. Siguiendo con los compradores,  algunos comprarán por pasión (y estos comprarán siempre), porque les guste y otros porque verán un negocio.

Es significativo el comentario de Aby Rosen, un coleccionista que conoce a galeristas que comenta que los clientes preguntan qué es lo último que ha llegado y sin verlo, lo compran. Quizá este público sea importante pero es pasajero ya que lo que cuenta es la pieza que uno se lleva no lo que ha pagado por ella, no siempre lo más caro es lo mejor. El precio ya no importa porque los beneficios que les reportan, valen los millones que pagan por la obra.  El autor como ejemplo pone la venta de False Start de Jasper Johns, primero se vendió por 15 millones de dólares en 1988 y en 2006 volvió a entrar en subasta y se vendió por 80 millones aunque los precios más escandalosos son siempre los de Mr. Hirst. Precisamente la venta de obras de las segundas vanguardias puede resultar muy cara como nos informó periódico el Pais hace unos meses. En Nueva York se cerraba la mítica galería Knoedler & Company por ser víctima de una trama de falsificación. Aunque hechos como estos sean lamentables, no deja de avivar el morbo sobre las obras de arte y apostar por las obras de arte contemporáneo como un valor seguro.

Quant a Gestió Museística

Blog del Curs de Postgrau en Gestió Museística
Aquesta entrada s'ha publicat en Art i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s